Algo que da mucho juego a la hora de preparar el desayuno o la merienda, o bien para presentar en la mesa en una comida especial son los panecillos, son como mini hogacitas de pan, con todo su aroma y sabor, pero en formato mini. Esta receta es sencilla de hacer, para iniciarse a hacer panecillos con un resultado genial.

Imprimir receta
Panecillos básicos
Panecillos blancos de trigo con un toque de tu harina integral preferida.
panecillos
Tiempo de preparación 30 minutos
Tiempo de cocción 15 minutos
Tiempo de reposo 12 + 1 horas
Raciones
panecillos
Ingredientes
Tiempo de preparación 30 minutos
Tiempo de cocción 15 minutos
Tiempo de reposo 12 + 1 horas
Raciones
panecillos
Ingredientes
panecillos
Instrucciones
  1. Pesado de los ingredientes

    Empezamos por pesar todos los ingredientes, parece obvio pero tenerlos todos a mano cuando se tienen que utilizar nos ahorra tiempo y evita que nos dejemos alguno.
  2. Mezclado

    En un cuenco poner la harina mezclada con la sal y el agua, mezclar bien hasta que la harina esté bien hidratada. Si queda harina seca, añadir algo de agua hasta que quede bien mezclada.
  3. Amasado

    Pasamos la masa a la mesa de trabajo sin añadir harina, y empezamos a amasar. Casi al final del amasado añadimos la levadura. La desmenuzamos sobre la masa y echamos unas gotas de agua encima, que nos ayudaran a deshacerla sobre la masa para que se incorpore mejor. Amasamos hasta obtener una masa lisa y elástica. Nota: según nos quede una masa más o menos dura, podemos utilizar un amasado tradicional (masas más secas) o un amasado francés (masas más hidratadas). Se pueden ver algunos videos en la sección ¿Por dónde empezamos?.
  4. Primera fermentación

    Hacemos una bola con la masa bien amasada, y la colocamos en un cuenco untado con aceite. La tapamos bien y la introducimos en la nevera. La dejamos entre 12 y 24 horas, aproximadamente debe doblar el volumen inicial durante este primer reposo.
  5. Sacar la masa de la nevera entre media hora y una hora antes de formar los panecillos para que se atempere.
  6. División y preformado

    Volcar la masa sobre la mesa de trabajo espolvoreada de harina. Veremos como la masa se desgasifica (se deshincha) un poco por su propio peso. Hacemos porciones de unos 60 grs, que una vez horneados quedarán en panecillos de unos 50 grs. En caso de querer panecillos más grandes, dividir en menos porciones. Se tapa la masa y se deja reposar unos 15 minutos, esto facilitará el formado final.
  7. Formado final

    Una vez han reposado las piezas, se da la forma final. Podemos hacer mini bâtards, barritas cortas, bolas, .... Puedes hacer distintas formas, quedarán muy bien en la panera. Se pueden ver algunos videos en la sección ¿Por dónde empezamos?.
  8. Segunda fermentación

    Colocar los panecillos formados sobre el papel de hornear, con el cierre hacia abajo, y dejar reposar la masa formada hasta que aumente su volumen, pero no el doble ya que si aumenta en exceso no subirá en el horno. De nuevo el calor afecta al tiempo de fermentación, aproximadamente en una hora estará lista.
  9. Para saber si la masa está lista, presionar ligeramente con el dedo, si la masa vuelve a su sitio muy rápido, es que aún le falta fermentación, si vuelve más lentamente dejando una marca ligera es que ya está lista. Y si no vuelve a su sitio, es que se ha pasado de fermentación.
  10. Precalentar el horno a 250 ºC con la bandeja del horno en su interior. Nota: colocar una segunda bandeja en la parte baja del horno que nos servirá para generar vapor al inicio de la cocción.
  11. Horneado

    Una vez está la masa lista, calentar en el microondas medio vaso de agua. Se puede dar un corte a los panecillos para que se abran por el corte (1), o bien darles la vuelta para que se abran por el cierre del formado(2). Así que según elijas, (1)haz un corte con un cuchillo afilado a los panecillos a tu gusto, o un corte con unas tijeras, o bien (2) da la vuelta a los panecillos con cuidado antes de entrar en el horno. Al meter la masa, echar el medio vaso de agua caliente en la bandeja de la parte inferior del horno para crear vapor y cerrar el horno rápidamente. Bajar la temperatura a 230ºC. Nota: si no tienes una segunda bandeja metálica para colocar en la parte inferior del horno, puedes crear vapor pulverizando las paredes y el suelo del horno cuando se introduce el pan.
  12. A los 5 minutos retirar la bandeja del horno usada para crear vapor, y si has pulverizado, abrir el horno para que salga el vapor. Seguir horneando entre 10 y 15 minutos más, o hasta que la corteza quede dorada y la base del pan esté sólida y al golpearla suene hueco.
  13. Enfriado

    Dejar enfriar sobre una rejilla 1 hora mínimo antes de abrirlo.
Notas de la receta

Estos panecillos son ideales para consumirlos el mismo día, o al día siguiente. Al ser un formato pequeño se secarán rápidamente, así que si no vas a consumirlos es mejor que los congeles de forma individual y los vayas descongelando a medida que los necesites. Si se han ablandado al día siguiente, con un golpe de tostadora quedarán perfectos.

Variaciones: Puedes utilizar toda la harina blanca, o bien sustituir 50 o 100 grs más de harina blanca por harina integral al gusto. También puedes añadir semillas o copos de cereales para decorar los panecillos.

Si estás empezando y compras la harina en el supermercado, es difícil encontrar harina panadera (ver características de las harinas en la sección http://aprendizdepanadera.com/ingredientes/), sueles encontrar harina de fuerza y harina floja o de todo uso. Puedes mezclar ambas a partes iguales para más o menos conseguir harina con una fuerza similar a la panificable. Es recomendable que si empiezas a hacer pan a menudo, compres la harina en tiendas especializadas, ya que dispondrás de más información sobre sus características que si compras la harina en el supermercado.

Comparte esta receta